domingo, 30 de octubre de 2016

Sergio Antonio Chiappe Riaño. Los poemas





Claroscuro

Me va gustar este lugar,
levantaré en la colina mi casa de tierra negra

sembraré un árbol en los linderos del patio,
esperaré que crezca
y me de sombra en el tiempo del silencio.

Con mi silueta jugaremos a las adivinanzas,
Quién es el río,
quién la barca.

Un eco de campanas anunciará la danza de las golondrinas,
la estación del claroscuro.

Me va gustar este lugar,
el viento roza las espigas con sus guantes blancos.



Aylan Kurdi

Las olas te arrancaron de los brazos de tu madre.
Ni Dios ni la fortuna
tienen autoridad sobre la muerte.

No despertarás,
no volverá la añorada lluvia,
a tus ojos les fue negado el sol.
Tus pies
no volverán a pisar la tierra de tu patria.

No hay -nunca habrá-
dolientes para los desterrados.

Aylan,
el mar no llora sus muertos.



Bella 

Se fue la vida detrás de las ventanas 
viendo marchitar la primavera, 
envejecieron tus labios murmurando rezos
en la penumbra de los altares.

Fue tan honda la soledad de los días.

Bella,
sólo la muerte liberó tu alma
en un septiembre de amarga lluvia.




Destino

Un perro ciego se acuesta a mis pies,
olfatea el aire
reconoce el olor de la lluvia,
lame mi mano por la costumbre del afecto.

Ambos llevamos la soledad encima,
el vacío de las cosas que se fueron.

Destino es mi compañero en la oscuridad del mundo.




                                                           Sergio Antonio Chiappe Riaño

2 comentarios:

  1. Ese lugar que se menciona en Claroscuro, ¿no es aquel a donde se había ido Rimbaud cuando menciona en alguna linea [iré tras los campos de estío]? Cada poeta tiene como buen explorador áreas a donde sentirse libre por completo. Es ese impulso que hace que le surjan alas al poeta y se separe de la tribu. Hay que admirar en silencio ese impulso y si es posible hacerlo nuestro también. La experiencia de la libertad es única como único ese poema. Un abrazo grande hermano.

    ResponderEliminar
  2. Gracias mi querido amigo. Otro fuerte abrazo para ti también poeta Xabo.

    ResponderEliminar