lunes, 30 de abril de 2018

Gloria Mendoza Borda. La invitada


La voz de Gloria Mendoza es evocadura. Retrata el tiempo, lo atesora, y con él atesora sus recuerdos. Los aromas de la tierra, los murmullos de la infancia, la melancolía adherida al aire, el ruiseñor que canta detrás de la lluvia.

Su poética honra las voces ancestrales de su pueblo, de su tierra.


Bienvenida Gloria Mendoza al espacio Claroscuro. 



Gloria  Mendoza Borda (Puno, Perú, 1948)

Publicaciones:

grillos tomaron tu cimbre (Casa de la Cultura Cusco, 1971)

Lugares que tus ojos ignoran (Texas – EEUU, 1985)

El legendario Lobo ( Lima, 1995)

La danza de las balsas (Lima -Editorial Horizonte, 1998)

Dulce naranja dulce luna (Lima – Arteidea  Editores, 2001)

Q’antati deshojando margaritas (Lima- Arteidea Editores, 2006)

Resonancia entre agua y piedra (Canadá, 2010)

No digas que no sé atrapar al viento (Lima - Arteidea Editores, 2011)

Amtasiña (UNA – Puno,  2013)

Desde la montaña grito tu nombre (Lluvia Editores – Lima, 2013). Traducida al italiano por Gladys Basagoitia, al alemán por el poeta Rainer Maria Gassen. 

Nominada por el Dr. Ricardo González Vigil una de las mejores escritoras del 2011 en el país. Tiene distinciones internacionales. El 2013 el libro Amtasiña fue nominado al premio Luces del Diario El Comercio junto a libros de cuatro poetas peruanos. El 15 de diciembre del 2015 el Congreso de la República le dio un reconocimiento por su aporte a la poesía entre otros escritores puneños.

Participa como invitada a países de Latino América como Uruguay, Bolivia, Ecuador, Puerto Rico, Colombia, Buenos Aires, y a Chile todos los años. El primero de abril de este año –mes de las letras- el GREMIO de Escritores del Perú le dio una distinción especial por su aporte a la cultura peruana en la Casa de la Literatura Peruana. Socia de la Alianza Francesa de Arequipa, donde dirigió el Martes Literario como Promotora Cultural durante una década. En mayo del 2017 el Estado Peruano mediante el Ministerio de Cultura Salvador del Solar la distinguió con la Medalla de Oro y diploma declarándola Personaje Meritorio de la Cultura Peruana. En Junio el Distrito José Luis Bustamante y Rivero le dio Medalla de Oro y Diploma a la Cultura. En agosto la Municipalidad Provincial de Arequipa la distinguió con Medalla de Oro a la Cultura y Diploma por el aniversario de la ciudad.



No digas que no sé atrapar el viento 
(selección de poemas)


Gumercinda Briones Romero

Entre semiperdidas historias
he descubierto
todas las contiendas
libradas
por tu paso 
en la tierra
abuela Gumercinda


(no se olvida
tu afán de hacerme
muñecas de trapo
de sembrar auroras
en nuestra infancia)


la soledad deshoja la vida
traspasada de frío sola


fue en la escuela rural
que el atardecer tiñó
de vivo rojo nuestra sombra
que comencé a heredar
la mudez
de la pampa
que el azul se perdió entre las nubes
entonces 
comprendí
que habías muerto


sobre el zumbido del río
ubiqué tu nombre
corriendo
hacia desconocidos naufragios
fueron años de sol radiante
y furiosos aguaceros en Sollata.




Peregrinación

Alguien gime en mi memoria expectante inclemencias de otros
tiempos
llamándome con nombres que no eran míos
nombres de obreras o mujeres sin brújula
no pude entrar en esa morada porque no era mía
peregriné años con esta historia porque no era mía
ahora el mantel blanco está tendido y vacío
solamente nos habita tu silencio
los años ya no son los mismos
sigilosamente ansío el brillo de la almendra en mejores
estaciones
antes que la noche oculte nuestros nombres
en la vigilia de lastimosos pájaros evocando idos cantos
Compuerta de Pecosani tú nomas sabes cómo lloré...




Epifanía de un día cualquiera

Cuando estás en tu escritorio de madera / conversas con su
forma rectangular / monologas / en otro tiempo fue un árbol /
allí cantaron gorriones / y ahora tú / con los brazos en su
soporte / dialogas con las piedrecillas / que adornan tus
estantes de libros / o con el espejo azul azul / un viento ciego
en torbellino atrapa tus recuerdos / quiere cegarte de silencio

señora solamente tú sabes / conversar con tus sembríos
silvestres / y con el silencio / de dientes escarcha

en este pétreo ocultamiento / sin nombres / sin ceremonia /
con la cara lavada por la inocencia / buscas el corazón del alba /
das vida a ese escritorio ruiseñor / ¿en otro tiempo / comparsas
de carnavales / danzarán alrededor suyo?

comprendes / que ese plato de fruta ya no es tuyo / cada quien
cierra su puerta con llave / esa casa está como vacía / esa casa ya
no parece tu casa / pero allí esta tu escritorio cantarín / miles
de aves acechan y lamen la miel / de lo que queda / señora
miles de pájaros escoltan tus palabras / cuando gritas / La
izquierda y la derecha unidas jamás serán vencidas*

*Nicanor Parra




Redescubrimiento

En esa geografía de cuarto desgastado asoma tu perfil a
contraluz
¿quién soy yo? la misma en antiguos ritos donde la naranja era
más naranja
mariposa azul confundió su vuelo donde el viento abría la
esfera
y nos envolvía con el silbido de las hojas entre lo salvaje y lo
divino
capitán en los mares de olas alocadas soy yo la misma estrella
fugaz de agua
abre señor mío la espalda de todos mis sentidos de mis rocas
invencibles
me preludio flor silvestre crecida entre piedras a la orilla del río
peregrino
siempre estuve esperando el momento culminante del canto de
espuma
del redescubrimiento de nuestros astros preferidos cuidaré tu
recuerdo
como quien cuida el centro del universo con energía de
sabiduría de piedra eterna.





Querencia de pocos metros

Cierro la puerta y veo todo negro no descubro ni mi sombra
si quiero claridad en este cuarto prendo luz artificial
en las mañanas acampa el frío miro las cuatro paredes libros /
cuadros
quiero meterme en las chozas de Las espigadoras de Millet
aquí no circula el aire
sin embargo
mi cuarto tiene su fuerza y también su fragilidad
desde este punto de oro indago por tu parcela de silencio
este es el lugar adecuado para terminar mis días?
de reojo miras mis manos y las dewsconoces
mientras tanto descubro que soy significativa para ti
grito mi fervor a Frida Kahlo a Gabriela Mistral
a Roberto Juarroz a mi padre a mi abuela Gumercinda.





Tempestad

Aquí no hay canto de gallo que despierte el amanecer
en la nave del tiempo te escabulles por inhóspitos parajes
dónde encontrarte libre en la magia de nuevos sueños
desbordados
recuerda que estoy esperando en una tempestad bajo la lluvia
quiero encontrar refugio en una alta montaña e irme para
siempre
no digas que no sé atrapar el viento yo jefa absoluta de los
vientos.



                                                                       Gloria Mendoza Borda

No hay comentarios.:

Publicar un comentario