sábado, 18 de marzo de 2017

Domingo Garrido López. Los poemas

Ahora (Borrador VI)

Ahora que tus olas no mojan mis pies,
te observo distante,
mar apasionado,
ahora que muero
por sumergirme en tí...

Jugamos como niños
chapoteando en la orilla,
construyendo castillos
a merced de tu bravura,
desafiándote.

Crecimos en tus arenas,
movedizas y engañosas;
sentimos tu claridad,
la pureza de tu espuma,
atrayéndonos.

Y en tu corazón,
ojo de remolino,
nos desnudamos
en reflejos de luna llena,
y envejecimos.

Ahora que mi mente es sólo espejismo,
de tus mareas,
me siento ante tí,
mar indómito,
ahora que ella se perdió entre tus brumas...



Borrador I

La soledad impuesta
como penitencia,
la soledad buscada
como artificio.
La soledad compartida
entre los solos,
la soledad elegida
como un rincón.
La soledad de los labios yermos,
ya secos y agrietados,
la que te oprime
y te excluye,
esa que se crece con los abismos.
La que se alimenta de otras soledades,
y las vomita en el vacío,
esparciéndolas en la inmensidad de la nada,
modelándolas a su imagen y semejanza.
La celda del alma,
con barrotes de nostalgias.
El laboratorio del Hacedor,
la flor en el desierto,
la prescripción al exiliado...
...el abrazo del peregrino.
La soledad impuesta
como castigo,
la soledad buscada
como elección.
La soledad compartida
con las telarañas,
la soledad elegida
frente al hastío.



Nota de defunción.

Domingo Garrido López.

Ha fallecido,
en su verso final,
el poema perfecto.
Su afligida rima consonante,
heptasílabos
y endecasílabos,
sinalefas
y encabalgamientos,
ruegan
encarecidamente
una oda o elegía en su recuerdo.

Sus restos yacen
en la librería del pueblo,
a la espera de ser incinerados esta tarde
a la hora del recital,
en la intimidad de las palabras...
y sus silencios.

                                                                      (Brindemos por él)



Domingo Garrido López
(Beau Geste Momin)




No hay comentarios.:

Publicar un comentario