viernes, 22 de julio de 2016

Margarita Mejía. Los poemas

Lo que busco

I

Sin piel
consumida por mi propia llama
buscando agua
para dejar de arder

          II

          Extraño paisaje
          un cuerpo a mi lado
          y quiero huir

III

Cenizas
de correr toda una noche
desabrigada
quemando bosques

     IV

     He visto la sal recorriendo mis dedos
     ¡Cómo no precipitarme a los abismos!

V

No es el placer
lo que busco
en la sal.



El depredador

Duermes en mí
me recorres
sacias tu hambre
con mi miedo

Lo nuestro es guerra sin tregua
en el país de mi cuerpo.



Ya es pasado

Todo
en este instante
en que lo menciono
se fue
se está yendo

¿Qué tenemos entonces
qué nos queda?

Sólo una fragancia
una sensación difusa
que intentamos huella

¡Oh, transparencia!
La imprecisa memoria.



Oración a la sal

Sal marina redentora
si es verdad que purificas
y tienes poder para sanar
haz que la marea
derramada por mis ojos
lave mis malos augurios
riegue el mundo
lo transforme
y lo malo
se lleve lejos.



Animal de aire


estás dentro del agua
a veces bajo
a veces ciego

Yo
me arraigo a morir
a veces muero

con mi linterna en el pecho
sólo unos minutos
y no puedo tocarte

Soy animal de aire
En tu lugar azul
cantan las medusas
estás tranquilo
respirando allí
sin escamas

Poca luz llega
           tan poca
a tu lugar azul.



                                                                       Margarita Mejía


1 comentario:

  1. Que excelencia y sensualidad. Se queda uno embelesado en ese cuerpo que es letras y que en cuya silabas se deletrea el mundo.

    Agradecido por estas gotas de poesía:

    Salud!!

    ResponderEliminar